Exitos de la Orquesta del Lyceum de la Habana con Simone Dinnerstein

La más reciente gira por los Estados Unidos de la Orquesta del Lyceum de la Habana ha tenido una excelente repercusión en los medios de prensa. A continuación le dejamos con algunos fragmentos de estos trabajos:

The Havana Lyceum Orchestra to Launch East Coast Tour with Simone Dinnerstein

Tomado de: 

The Havana Lyceum Orchestra have arrived in the U.S. just ahead of the East Coast Tour they’ll embark on with pianist Simone Dinnerstein in support of their critically acclaimed new album, Mozart in Havana (Sony Classical, 2017). The tour marks the Orchestra’s American debut, as well as the first time an orchestra of this size has traveled to the U.S. from Cuba since the revolution. A full list of dates is below.

The chemistry that Dinnerstein and the Orchestra have is undeniable. In a glowing review of the album, La Scena Musicale writes of the “instant and sustained impression of cohesion; an uncanny unity of temper and sensibility and interpretation between keyboard and orchestra.” The Philadelphia Inquirer calls the album’s first movement “a mysterious music box of slippery harmonic progressions that covers a lot of emotional ground and doesn’t so much elide with the orchestra’s reentry as it evaporates in a wisp of ether.” And Colorado Public Radio adds, “The Havana Lyceum Orchestra… plays with a passion and intensity that illuminates the heart of these concertos.”

Mozart desde La Habana con Simone Dinnerstein

Tomado de: Olga Connor. El Nuevo Herald

Nunca una orquesta de música clásica de Cuba ha pisado un teatro de Estados Unidos para dar un concierto, por lo menos después de 1959.

Sin embargo, con la colaboración de la discográfica Sony y la Fundación John S. and James L. Knight, la reconocida pianista norteamericana Simone Dinnerstein podrá interpretar con la Orquesta del Lyceum de La Habana (HLO), que dirige José Antonio Méndez Padrón, en varios teatros de diversas ciudades norteamericanas.

El proyecto tuvo su origen en una visita que hizo Simone a La Habana en 2015, invitada a uno de los Encuentros de jóvenes pianistas que llevaba de Estados Unidos su mentor, el profesor de la Escuela de Música de Manhattan, Solomon Mikowsky, cubano hijo de judíos de Polonia, que emigró en 1955 a Estados Unidos.

Dinnerstein pudo tocar con la HLO en La Habana y se admiró de su trabajo. “Pensó que era una pena que quedara en una sola hora de la representación, y mejor era grabarlo”, comentó el director de la Sinfónica, Méndez Padrón.

Dinnerstein no habla español. “Pero el director habla buen inglés y me comuniqué con los demás a través de la música”, confesó la pianista. “Hay 41 en total y son todos muy comunicativos, musicalmente. Me parecieron extraordinarios y sentí de inmediato la conexión con ellos. Y tan pronto quise grabarlos como después traerlos a Estados Unidos. Todo sucedió muy rápidamente”.

Una de las cosas por las que se distingue esta orquesta, comenta Dinnerstein, es que los músicos se oyen tocar los unos a los otros. Tienen más tiempo de ensayar, no están forzados por la economía, como en Estados Unidos y Europa, a apresurarse y a no ensayar casi con el concertista.

Dinnerstein alaba a la orquesta y su director por la interpretación bellísima de Mozart. Y Méndez Padrón subraya que comenzaron con esos compositores clásicos del siglo XVIII, porque era la mejor manera de aprender. Sus comienzos fueron asistidos precisamente por la Mozarteum de Salzburgo y el Liceo Mozartiano habanero, y en 2015 participaron en la Semana Mozart de Salzburgo.

Mozart, puente entre Miami y La Habana

Tomado de: Sebastian Spreng. El Nuevo Herald

Tan novedoso como refrescante, el debut de la Orquesta del Liceo de La Habana con la pianista neoyorquina Simone Dinnerstein concitó suficiente expectativa como para colmar el New World Symphony (NWS). No defraudó, por el contrario se instaló como un pequeño milagro, gracias a Mozart que volvió a hacer de las suyas, usando el arma menos destructiva y más noble: su música.

Definitivamente “la música de Mozart no lleva al cielo, viene del cielo”, fue el genio de Salzburgo quien pareció tramar la aventura en la que se embarcó Simone Dinnerstein con sus colegas habaneros capitaneados por José Antonio Méndez Padrón desembarcándolos en la costa este americana en una gira que culminó en Miami. Si el factor aglutinante se llamó Mozart, el armado del extenso programa fue significativo. Abrió y cerró con una pieza atmosférica, a cada ribera: Punto y Tonadas del cubano Carlos Fariñas y la versión de cámara de Appalachian Spring de Aaron Copland, que fuera su maestro en Tanglewood.

Dicen que el secreto para interpretar Mozart está en el nombre (en alemán “zart” es suave, delicado). Mas allá de algún desliz de la flauta y maderas, la orquesta respondió con un espíritu de ensemble envidiable, calibrada atentamente por Padrón, responsable tácito, poco visible pero esencial al éxito de la noche, un director de sobriedad nata que sabe cómo y cuándo comunicar. La orquesta liceística posee un sonido particular, una textura diferente, ni suntuosa ni en exceso historicista, acostumbrados a una opulencia no siempre acorde al estilo, el grupo habanero pudo sonar un tanto seco y severo, pero vale decir que nunca fue erróneo en su apreciación mozartiana que salta por sobre la obvia precariedad de sus instrumentos para convencer con su fervor artístico y profesionalidad. Dinnerstein usó las cadenzas de Busoni, aportando un toque romántico que no estuvo fuera de lugar y mostraron su dominio del instrumento.

El bis no se hizo esperar, con la exuberante versión de El manicero de Moisés Simons debida a Jenny Peña con los integrantes cantando, moviéndose al ritmo contagioso sin contar con un duelo de violines y trompetas que sacándose chispas brindaron un desenfado y algarabía que invadió la sala.

En definitiva, Mozart y sus hijos musicales fueron los artífices de este puente necesario, fundamental, inevitable. Afortunadamente, más allá de la anécdota, más allá de la emoción quedó la música, base y artífice de este pequeño milagro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s